Diferencias entre el arraigo social y el arraigo laboral

El Arraigo Social y el Arraigo Laboral son dos tipos de residencia por circunstancias excepcionales que se encuentran entre los permisos de residencia más solicitados por los extranjeros en España, ya que permiten obtener la documentación de manera más rápida.

Dada la constante confusión, sobre todo cuando no se tiene certeza sobre cuál solicitar, en Consúltame.Net detallaremos las diferencias y similitudes entre ellos para poder valorar cuál sería la mejor opción para solicitar. Pero antes de distinguirlos, debemos definir brevemente en qué consiste cada uno de estos permisos de residencia.

¿Qué es el Arraigo Laboral?

El Arraigo Laboral es una de las denominadas residencias por Arraigo o residencias por circunstancias excepcionales, reguladas por las normativas de extranjería, que otorgan a los extranjeros un permiso de residencia por un año con autorización para trabajar, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

  • Haber residido de forma ininterrumpida en España durante dos años, lo que les permitirá acceder a este permiso de residencia, cumpliendo con los requisitos establecidos en la legislación vigente.
  • Demostrar la existencia de relaciones laborales de la siguiente manera: Haber trabajado en situación de estancia o residencia, ya sea por cuenta ajena durante al menos seis meses, con una jornada laboral de 30 horas semanales, o por cuenta propia, acreditando una actividad continua de al menos seis meses.

¿Cuáles son los requisitos para la Residencia por Arraigo Laboral?

  • No ser ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, ni ser familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea aplicable el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No tener antecedentes penales en España ni en los países de residencia anteriores por delitos contemplados en la legislación española.
  • No estar sujeto a prohibición de entrada en España ni figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga convenios en tal sentido. En caso de haber retornado voluntariamente al país de origen, no encontrarse dentro del plazo de compromiso de no retorno a España.
  • Haber residido de manera continuada en España durante al menos dos años, entendiendo que la continuidad no ha sido interrumpida por ausencias superiores a 90 días en los últimos dos años.
  • Demostrar la existencia de relaciones laborales de forma suficiente, lo cual puede realizarse mediante cualquier medio reconocido por la ley, como por ejemplo la hoja de vida laboral, donde constan las relaciones laborales concertadas en el período que se pretende acreditar. Esta información puede ser verificada de oficio por la oficina de extranjería con el consentimiento previo del solicitante.

¿Qué documentos se deben presentar para solicitar la residencia por Arraigo Laboral?

  • Formulario de solicitud en el modelo oficial (EX–10) por duplicado, debidamente cumplimentado y firmado por el extranjero.
  • Copia completa del pasaporte, título de viaje o cédula de inscripción con una vigencia mínima de cuatro meses.
  • Documentación que demuestre la residencia continuada en España durante al menos dos años.
  • Certificado de antecedentes penales expedido por las autoridades del país o países en los que haya residido durante los últimos cinco años anteriores a su llegada a España.
  • Documentación que pruebe la existencia de relaciones laborales en situación legal de estancia o residencia durante los últimos dos años.

¿Qué es el Arraigo Social?

El Arraigo Social es un permiso de residencia temporal por circunstancias excepcionales que se concede a aquellos extranjeros que han permanecido de manera irregular en España durante tres años, siempre que no se hayan ausentado por más tiempo del establecido, y que les autoriza a trabajar por cuenta ajena y por cuenta propia durante un año.

¿Qué requisitos se deben cumplir para aplicar al Arraigo Social?

  • No ser ciudadano de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, ni ser familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea aplicable el régimen de ciudadano de la Unión.
  • Haber residido de manera irregular en España de forma ininterrumpida durante un período de tres años previos a la presentación de la solicitud. Se permiten ausencias que no superen los 120 días en los últimos tres años.
  • No tener antecedentes penales en España ni en el país de origen, ni en el país o países donde se haya fijado la residencia en los últimos cinco años.
  • No estar sujeto a prohibición de entrada en España. No tener compromiso de no retorno a España.
  • Tener vínculos familiares, como cónyuge o pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa, así como con otros extranjeros residentes o españoles, o presentar un informe que demuestre la integración social del extranjero.
  • Encontrarse en cualquiera de las variantes por las cuales se puede solicitar este tipo de residencia, es decir:
    • Arraigo Social con contrato de trabajo.
    • Arraigo Social sin contrato de trabajo:
      Contrato de trabajo concertado con una empresa o con un autónomo, siempre que el salario en el contrato sea equivalente al salario mínimo interprofesional y se cumplan las horas semanales requeridas según el artículo 124 del Reglamento de Extranjería.
      Ser dependiente de algún familiar.
    • Disponer de ingresos propios.
    • Desarrollar una actividad por cuenta propia.

¿En qué se diferencia el Arraigo Social del Arraigo Laboral?

Diferencias Arraigo Social Arraigo Laboral
Permanencia en España de manera irregular3 años2 años
Ausencias del territorio nacionalNo más de 120 días en tres años.No más de 90 días en 2 años.

Requisitos principales

Arraigo social

Demostrar integración social o vínculos con ciertos familiares, así como la existencia de un contrato de trabajo o, si no hay contrato, acreditar alguna de las siguientes condiciones:

  • Ser dependiente de algún familiar.
  • Disponer de ingresos propios.
  • Desarrollar una actividad por cuenta propia.
Arraigo laboral

Demostrar relaciones laborales si se trabajó por cuenta ajena durante 6 meses a tiempo completo (30 horas semanales) o medio tiempo (15 horas semanales) durante un año. Por cuenta propia, se deben acreditar 6 meses de trabajo.

¿Qué similitudes existen entre Arraigo Social y Arraigo Laboral?

Para aplicar a ambas residencias, se deben cumplir una serie de requisitos que son comunes a ambas:

  • Ambas son consideradas residencias por circunstancias excepcionales.
  • Es necesario estar en situación irregular en España para solicitar ambas residencias.
  • No se puede ausentar de España por más tiempo del establecido.
  • No ser ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, ni ser familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea aplicable el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No tener antecedentes penales en España ni en los países de residencia anteriores por delitos contemplados en la legislación española.
  • No estar sujeto a prohibición de entrada en España ni figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga convenios en tal sentido.
  • En caso de haber retornado voluntariamente al país de origen, no estar dentro del plazo de compromiso de no retorno a España.

Tanto el Arraigo Laboral como el social pueden ser prorrogados de acuerdo con el artículo 130 del Reglamento de Extranjería, siempre que las circunstancias que motivaron su concesión inicial sigan presentes y el solicitante no cumpla con los requisitos para otra autorización.

En ambos casos, los documentos provenientes de países que no hablan español deben estar traducidos al español por un traductor jurado, excepto aquellos documentos de países exentos de traducción mediante convenios internacionales, como los certificados plurilingües emitidos por los países de la Unión Europea.

Además, los documentos deben estar debidamente legalizados por vía diplomática si se trata de países con tratados bilaterales o si son países signatarios de la Convención de La Haya.

Ambas solicitudes pueden ser presentadas a través de abogados especializados en temas de extranjería o de manera presencial. Ambas residencias cuentan para la obtención de la nacionalidad española por residencia. En caso de que se rechace o no se admita a trámite una solicitud, en ambas situaciones se puede presentar un recurso potestativo de reposición, así como un recurso contencioso administrativo ante el tribunal.

Si ha sido rechazado, puede contactar con nosotros para obtener las mejores opciones después de examinar su caso. Puedes presentar su recurso. Si se presenta una nueva solicitud después de que se haya denegado o no admitido a trámite una solicitud previa por circunstancias excepcionales, y si se demuestra que se ha permanecido en España desde la última solicitud, no es necesario presentar nuevamente un certificado de antecedentes penales del país de origen, ya que el certificado de antecedentes penales presentado en la última solicitud ante la Oficina tiene validez.

Sin embargo, si la Oficina de Extranjería considera que existen razones para dudar de la permanencia del solicitante en España durante ese período, se puede solicitar la presentación de un certificado actualizado.

¿Cuál es la mejor opción: el Arraigo Social o el Arraigo Laboral?

Todo depende de la situación del extranjero. Consideramos que, si ha trabajado de manera legal durante los términos que hemos explicado anteriormente y se encuentra en situación irregular durante los dos años previos a la solicitud del arraigo laboral, lo que ha permitido concertar relaciones laborales de forma suficiente, es más conveniente aplicar para la figura del Arraigo Laboral. En el caso del Arraigo Social, además de cumplir con los requisitos establecidos, es necesario tener en cuenta alguno de los siguientes supuestos:

Si se presenta Arraigo Social con contrato:

  • Presentar un contrato laboral con una empresa.
  • Presentar un contrato laboral con una persona física.

Si se presenta Arraigo Social sin contrato:

  • Ser dependiente de algún familiar.
  • Disponer de ingresos propios.
  • Desarrollar una actividad por cuenta propia.

Es decir, además de los requisitos para solicitar una residencia por Arraigo Social, es necesario demostrar medios económicos, por lo que se pueden presentar contratos laborales por cuenta ajena (con una persona física o jurídica) o no presentar contrato siempre que se cumplan alguna de las condiciones mencionadas anteriormente.

En resumen, las diferencias entre Arraigo Laboral y Arraigo Social son:

Uno de los permisos de residencia más solicitados por los extranjeros en situación irregular en España es la residencia por Arraigo, siendo el Arraigo Social y Laboral de los más frecuentes, ya que la vía del Arraigo Familiar depende de si se es familiar de un ciudadano español. Por tanto, es importante para poder determinar cuál de las dos solicitar, conocer no solo en qué consiste cada una, sino también sus diferencias para evitar cometer errores.

A pesar de ser residencias con muchos puntos en común, tienen dos diferencias fundamentales:

  • El tiempo requerido para solicitar la residencia, ya que para el Arraigo Social el extranjero debe estar tres años en situación irregular, mientras que para el Arraigo Laboral solo se requieren dos años.
  • En el caso del Arraigo Social, es importante haber trabajado al menos seis meses a tiempo completo (30 horas semanales) o medio tiempo (15 horas semanales) durante un año, siempre que se haya concertado un contrato con un salario equivalente al salario mínimo interprofesional, lo cual no se aplica al Arraigo Laboral.

Para aumentar las posibilidades de éxito al solicitar cualquiera de los permisos de residencia analizados, es recomendable ponerse en contacto con un abogado especialista en temas de extranjería.